Adentrándonos en el vidrio soplado

Coloca arena, cal y sosa en un horno a 1400 ºC, mantenlo 10 horas y obtendrás vidrio líquido. Se podría decir que ésta es la base de la esencia casi mágica del vidrio soplado. Marielo García ha experimentado esta vivencia de la mano del Maestro Artesano de Castilla-La Mancha Luis Machí, y esto es sólo el principio de cualquiera de las piezas que puedes encontrar en la colección Virei de Love of Art.
El origen de esta artesanía ancestral se remonta a la Roma antigua y a día de hoy continúa casi sin variaciones. Los útiles y la minuciosa forma de creación nos trasladan a aquellas épocas.
Además de los hornos (uno para fundir el vidrio y otro para recocerlo y evitar las tensiones y roturas), en la fabricación de una obra de arte con vidrio soplado se emplean otras herramientas como tubos de soplado llamados cañas (para inflar el vidrio), puntiles, tijeras y otros útiles para modelar, cortar y torcer la pieza. Los Glory Holes son imprescindibles para mantener el vidrio caliente y alargar el tiempo que se necesita para darle forma.
Cuando el vidrio líquido se encuentra en su momento óptimo el maestro vidriero se pone en acción con la caña. Ha llegado el momento de recolectar vidrio líquido del horno y comenzar a moldear y esculpir. El primer soplido es uno de los más importantes, se infla el vidrio líquido creando una burbuja que va a ser modelada.
La gravedad actúa a veces a favor y otra en contra, estamos trabajando en un estado casi líquido. Esto obliga al artesano a mover la pieza sin detenerse, lo que provoca el rápido enfriamiento del material. El grado ideal de temperatura se recupera en los Glory Holes que nos permiten continuar moviendo y trabajando el vidrio. Todo tiene que ser muy preciso, la temperatura, los tiempos, los gestos, pero nuestra materia prima es caprichosa y el fuego es un elemento con mucha voluntad, y es capaz de actuar sobre el vidrio para dejar marcar de su pasión y su fuerza.
Incorporar el color es el paso donde las fórmulas, y sobre todo las condiciones de ese instante, quedan impregnadas en la pieza final. La artesanía del vidrio es tan especial por su capacidad de llevar al color a su máximo esplendor, transformándolo en pureza estética. Es cautivador comprobar cómo las mismas cantidades y la misma técnica de trabajo se combinan con los antojos del momento para dejar su huella y provocar una explosión fantástica de color.
El artesano manipula vidrio incandescente con sus manos, y emplea todo su oficio y su experiencia para domar una pequeña masa caliente recién sacada del horno, convertirla en una pieza 10 veces más grande, moldearla en una forma hermosa y sensual, pactar con el fuego un juego hermoso pero arriesgado y sobre todo muy frágil, y crear una obra final que exprese todo lo vivido.
Virei es una colección que muestra la fantasía de los valores del vidrio, presenta formas deliberadas que hablan el mismo lenguaje y que a su vez tienen personalidad propia. Virei se expresa a través del color y los matices que transforman la luz que logra atravesar estas piezas únicas.

Descubre nuestras colecciones: VIREI, LAIA, MOOI

No products in the cart.